miércoles, 30 de diciembre de 2009

Las casualidades existen



En teoría, una cerveza negra y una rubia no tienen nada en común, ni la textura, ni la levadura, ni el color, ni el sabor...parece ser que ni tan sólo la temperatura. Sin embargo una inocentada las unió.
Una mezcla de paracetamol, música gótica, galletas chiquilín, pub irlandés, recuerdos de juventud, metro de verdaguer, cazadora con ventilación lateral, ruta hacia el teatreneu, casualidades inexplicables, risas incomparables, listas de mp3...flotan en mi cabeza desde entonces.

4 comentarios:

  1. Vaya historia de cervezas... Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  2. Theories are there to de destroyed, and what results then is simply wonderful :-)

    ResponderEliminar
  3. Me traducirás esa bonita historia de cervezas?

    ResponderEliminar